Quieres buscar algo?

Política

La Victoria de Charlene Canaán es la victoria del compromiso, la lealtad, la coherencia y el amor

Compartelo

Por: Lincoln Minaya

HERMANAS MIRABAL. El pasado proceso electoral incluyendo las primarias, mandan un mensaje contundente de que hacer política decente es la mejor vía para alcanzar los objetivos. Observamos como por ejemplo, Bauta Rojas, Emanuel Escaño y María Mercedes Ortiz salieron airosos de sus candidaturas, ofertando al electorado sus realizaciones y proyectos que aspiran para beneficio de la provincia y sus municipios. El inmenso Charles Canaán tuvo que enfrentar una feroz oposición de parte de su propio partido para que no alcanzara sus objetivos, aún así, era tan fuerte el aura de compromiso con los más necesitados de la provincia. Su carisma, su don de gente adornado con su contagiosa sonrisa, así como su trato afable y sincero le granjearon la admiración de todos los sectores de nuestra provincia, provincia que al final lo convirtieron en el más votado y sexto más votado del país.

A raíz del fatídico, triste e irreparable fallecimiento de un hombre de la estatura de Charles Canaán, la provincia perdió uno de los ciudadanos más comprometidos con el bien común. Charles dejó un inmenso legado de compromiso y solidaridad sembrado en toda la provincia Hermanas Mirabal. Su muerte no impidió que sus adversarios trataran de cerrarle el paso a su hija Charlene Canaán. Tan pronto Charlene expresó sus intenciones de aspirar a la posición dejada por su amado padre, muchos fuimos los que inmediatamente nos involucramos para que a través de Charlene, el legado de Charles siguiera vivo, y sus aspiraciones eran una oportunidad que no se podía desaprovechar, pues era la mejor garantía para que el trabajo de Charles fuera retribuido y resguardado. Aún así, fue lamentable y triste observar como también a Charlene su propio partido le puso piedras en el camino, con una jugada que la relegó a ocupar la boleta de un partido aliado y disminuido y a punto de desaparecer como el PRD. No tuvieron la grandeza de endosarle la candidatura del más votado, la candidatura de su padre, y no como un favor o como una herencia, eso jamás, sino como la única garantía que podía llenar de votos las urnas del PLD, partido más afectado por la suspensión de las elecciones municipales de febrero, suspensión que provocó una ola de rechazo de todo lo que se pareciera al PLD. Con Charlene, era la opción más viable para representar la boleta de ese partido, por joven, inteligente, humilde, trabajadora, capaz, y con el compromiso ineludible de seguir el legado de su padre.

Antes de que Charlene Canaán aceptará la candidatura a diputada por el PRD, fueron muchos los que saltaron del barco de Charles Canaán a raíz de su muerte. Charlene debió de batallar con muchas deslealtades, muchas traiciones y aún así, se mantuvo firme y decidida a alcanzar sus objetivos.

Recuerdo que expresaba que con ella estaban la familia, los amigos y ciudadanos de toda la provincia Hermanas Mirabal que aman, quieren y demostraron su gran cariño por su amado padre.

La diputada electa Charlene Canaán, siempre ha expresado que ese compromiso, esa lealtad, esa coherencia y ese gran amor expresado hacia su persona a través de su padre, es algo que lo agradecerá por siempre. La mejor manera de seguir y mantener vivo el inmenso legado de su padre Charles Canaán, es seguir “Sirviendo Siempre” a favor de los mejores intereses de la provincia Hermanas Mirabal.

Deja un comentario