Quieres buscar algo?

Destacadas Salud

Nuevas autoridades de Salud enfrentan retos urgentes y otros que tienen años en lista de espera

Compartelo

Doris Pantaleón
Santo Domingo, RD
Las nuevas autoridades sanitarias que tomarán posesión a partir de hoy tienen por delante muchos retos: el principal y más urgente frenar la epidemia de COVID-19 que mantiene bajo crisis el sistema de salud desde hace seis meses.

Frenar la expansión del COVID-19, el control de enfermedades transmisibles y crónicas, implementar la atención primaria, mayor presupuesto, poner a funcionar hospitales, descongestionar los servicios, armonizar con los gremios, ampliar coberturas y seguridad social, automatización e interconexión del sistema, profesionalizar e incrementar los recursos humanos en salud, son algunos de ellos.

De ahí que reducir la tasa de contagios o positividad; garantizar el acceso a pruebas diagnósticas; evitar colapso de centros asistenciales; seguimiento y manejo oportuno de pacientes para evitar complicaciones y muertes; establecer el perfil epidemiológico y educar para lograr una verdadera conciencia ciudadana, son tareas inmediatas.

Concomitantemente, se debe garantizar vigilancia y respuesta oportuna a la demanda de atención médica tanto de emergencia como de hospitalización de la población fuera del COVID-19.

En medio de una población que luce cansada y con menos temor al virus, se debe hacer hincapiés para mantener activo en el autocuidado, la importancia del distanciamiento y aislamiento físico, uso de mascarilla y la higiene sobre todo lavado de manos. Así como Identificar espacios para expansión en caso de rebrotes.

Otras amenazas

En un sistema de salud complejo como el dominicano, no solo el COVID-19, es una amenaza latente, sino que existen otros males como las enfermedades transmisibles o las que se encuentran en lista de notificación obligatoria, entre ellas el dengue, la malaria, leptospirosis, cólera, las meningocócicas, rabia humana, tétanos, tosferina, otras de tipos virales, como mortalidad materna e infantil, y la vigilancia de otras que están controladas para evitar su resurgimiento.

Crónicas o no transmisibles

La incidencia de enfermedades crónicas o no transmisibles en una población adulta, con presencia en personas cada vez más jóvenes, no puede ser un problema a resolver después. Se deben establecer políticas que garanticen la prevención y al mismo tiempo el cuidado y seguimiento a la población con enfermedades cardiovasculares, respiratorias, obesidad, cáncer y diabetes, responsables del 60% de las muertes en el mundo.

Nuevo modelo

Cambiar el tradicional modelo de atención basado en la curación para dar pasó al esquema preventivo, es un reto pendiente por años. De ahí que poner en marcha la estrategia de Atención Primaria, con niveles de atención bien definidos, debería estar dentro de las prioridades del nuevo gobierno y de sus autoridades sanitarias que encabezan los doctores Plutarco Arias, ministro de Salud Pública y Mario Lama, director ejecutivo del Servicio Nacional de Salud (SNS).

Para su implementación, además de infraestructura, equipamiento, y personal de salud, se debe trabajar en crear confianza de la población en su respuesta local, conformada por Unidades de Atención Primaria (UNAP), hospitales municipales y provinciales, para romper con la saturación de los centros terciarios.

Sistema de vigilancia

Fortalecer el sistema de vigilancia epidemiológica y la respuesta preventiva también es uno de los retos, que permita ser activo y no proactivo ante las amenazas de brotes epidémicos.

Conclusión y apertura de centros

La conclusión y puesta en funcionamiento de hospitales y centros diagnósticos remodelados y construidos, algunos sin inaugurar y otros inaugurados, pero no abiertos, también quedan como tareas pendientes, entre ellos la Ciudad Sanitaria Luis Eduardo Aybar, el más ambicioso complejo hospitalario iniciado en el Gobierno que entrega hoy, pero que no pudo concluir.

Recursos humanos

El nombramiento, profesionalización y descentralización de los recursos humanos, son parte de las demandas pendientes. Evitar su concentración en grandes ciudades para llevar atención especializada a nivel nacional.

Sistema de referencia

Un sistema de referencia y contra referencia de pacientes articulado entre la red pública y privada, es una prioridad para frenar la conocida práctica de “rebotes” de pacientes y que pacientes y familiares tengan que salir directamente en busca de camas hospitalarias.

Seguir fortaleciendo la cobertura de atención de la población asegurada y del Programa de Alto Costo, estableciendo mecanismos de respuesta de atención que impidan que personas recurran a la caridad pública cuando reciban diagnósticos catastróficos.

Presupuesto, digitalización e interconexión

Un mayor presupuesto para el sector salud, que este año superó los 94,800 millones de pesos, para poder enfrentar los retos, donde la inversión se enfoque no solamente en infraestructura, tecnología médica y diagnóstica, sino incluya la digitalización de información con récord médico electrónico, la interconexión del sistema y la inteligencia artificial.

Mortalidad Materna e Infantil

Seguir bajando los indicadores de mortalidad materna e infantil, que aunque el último año empezaron a mostrar reducción, pero el país no ha alcanzado las metas y acuerdos internacionales asumidos al respecto. En los primeros siete meses de este año el sistema registra 96 muertes maternas y 1,079 infantiles.

Relación armoniosa

Una de la ardua tarea que le espera a los doctores Arias y a Lama es poner mantener relaciones armoniosas con los gremios que inciden en el sistema, cuyas expectativas de mejoras de condiciones laborales y salariales no siempre son satisfechas, para evitar que tengan que enfrentar las tradicionales protestas y paros hospitalarios que históricamente han afectado al sector salud.

La salud mental

Atender la salud mental post COVID, ante la pandemia de desequilibrios emocionales que de acuerdo a especialistas se está viviendo y se espera incrementen, también debe ser un aspecto que no debe dejarse de lado.

Protocolización

Seguir trabajando en guías y protocolos de atención, para que los manejos médicos no dependan de conocimientos particulares y lograr que el personal de salud se apegue a las normas, también es tarea pendiente.

Seguridad Social

Lograr la universalidad de la seguridad social, uno de sus principios, es una de las metas aún por alcanzar, para lo que se requiere poner en marcha mecanismos que permitan incluir al renglón de población de trabajo informal o por cuenta propia que conforman tercer régimen de afiliación: el contributivo-subsidiado que a 19 años de aprobación de la Ley 87-01 no ha podido incluirse.

Situación del IDSS

Resolver la indefinición en que han caído servidores del Nivel Central y de otras áreas de negocios del Instituto Dominicano de Seguros Sociales (IDSS) tras su disolución, requiere una mirada de atención, matizado hasta el momento por traspasos incompletos y personal laboral en una especie de limbo.

Algunos de los empleados referidos a otras instituciones no han podido ubicarse porque a su llegada son rechazados, teniendo algunos hasta tres meses sin recibir su salario. Además de rescatar su red hospitalaria conformada por consultorios, policlínicas y hospitales traspasados a la red pública del SNS.

Deja un comentario